FANDOM


En el lago Niburu, Siniestro había aparecido mientras así varias almas rodean al Primordial, almas antiguas de Dioses.... En aquel tiempo cuando aún los celestiales y los siniestros luchaban en la eterna guerra, Azathoth había reunido a seres con mayor fuerza similar a él, entre ellos estaba su hermano cual ahora denominan Siniestro, sin embargo delante suyo grandes estatuas cuales rodeaban el lago son poseídas por diferentes almas a lo que Siniestro se alegra por eso... La reunión comenzaba, sin embargo una estatua con apariencia de varios cuerpos amorofos habla

"¿Aún estamos atrapados en piedras? No puede ser que yo Yidhra, la bruja de los sueños no pueda gobernar los mundos con derechos..."

Varios Dioses rumoreaban entre sí, hasta que Shub-Niggurath, la Cabra Negra de los bosques de los diez mil retoños, toma el liderato y dice

"Te has olvidado de nuestro trato, Nyarlathotep.... Te ofrecimos nuestra lealtad en honor a Azathoth pero si tu cumplías la orden de liberarnos.... Ha sucedido varios milenios humanos desde aquella promesa y no creo que hayas avanzado en nada"

Siniestro tomando la palabra y moviendo sus tentáculos dice

"No lo he olvidado desde la Corte de Azathoth o llamada como "Vacío Final", hicimos un juramento que si tal caso perdía el enemigo... Serían liberados por mi, su hermano. No hay realidad o momento que yo visite ese lugar recordando sus órdenes. Sin embargo, finalmente hemos encontrado todas las llaves cuales permitirán regresar a nuestro rey"

Siniestro mediante su arte de creación, usa varias nubes para dar forma al objeto cual les permitirá regresar a la cima a toda su raza

"La Llave de Plata, un instrumento cual servirá desencadenar a nuestro rey y ha ustedes. Finalmente lo hemos conseguido"

Ante aquello, los Abismales se sorprenden mientras Olkoth, Soberano de los arcos celestiales responde

"Pues si es así... ¿Por qué no has podido liberarnos?"

Siniestro deshace la ilusión mientras dispone a explicar a sus compañeros

" Como sabrán, la única forma es que yo no sea desterrado igual de ustedes, es aceptar el tratado de paz con los Celestiales... Sin embargo, en algún momento cuando una paradoja universal amenaza las realidades, podemos volver a renmemorar ese momento donde se apuesta todo... La Llave de Plata ha sido apostada por el WarWorld"

Una gran furia se escucha entre los Abismales creando rayos y levantando el agua del sagrado lago... Shub-Niggurath grita furioso

"¡Condenado Dios de mil caras, lo único que haces es salvar tu maldito pellejo!"

Sin embargo, Siniestro se niega mientras levantando sus tentáculos dice

"Mi objetivo es otro. Estos milenios me he estado preparando para el evento... Nuestros enemigos se encuentran divididos mientras yo he decidido aliarme a la princesa Miskatonic... Hemos reclutado a seres increíbles, seres con poder que nos llevará a la victoria. Lo único que he venido aquí a que recuerden la promesa, recuerden que nuestra alianza será fuerte y una vez que hallamos ganado esto. Reclamaremos lo que es nuestro y así el gran gobierno de terror y castigo a todo mortal que decidio aliarse al enemigo, perecerá"

Los Abismales aceptan el trato mientras Shuba Niggurath dice a Siniestro

"No queremos que falles esa oportunidad... Es mejor que no lo hagas, sino te atenderás a la ira de nosotros los Abismales, Nyarlathotep"

Las almas salen de las rocas y así vuelven al foso eterno donde están encerrados... Siniestro se retira del lago para regresar a su camino, ahí la esperaba su sobrina y aliada: Miskatonic

"¿Y bien que fue lo que conseguimos?"

Siniestro responde seriamente mientras observa a los soles caer

"Tiempo... Eso conseguimos. Veo que la promesa de tu padre es algo que ellos jamás olvidarán además que tu padre necesita liberarse para cumplir nuestro objetivo, así que es hora de que escoja mi propio ejército"

De repente Siniestro comienza a expulsar varios de sus tentáculos que luego se regeneran... Su rostro comienza a cambiar, al igual que su cuerpo empieza a emerger más fuerza... Miskatonic ve como los tentáculos eclosionan y así figuras oscuras emergen de ellos, mientras el tomando una apariencia más fuerte y aterradora proclaman

"¡Cuerpos y formas mías! ¡Yo Nyarlathotep, los libero de su sueño y los uno a misión especial! ¡Les ordeno destruir a todo enemigo que valla en mi contra!"

Las figuras rugen mientras así el Siniestro se prepara para la gran guerra... Por otro lado, Omega observaba su copa favorita cual fue rota gracias a Franken Archer, el enemigo de héroes además que con ella había roto su relación con Visnú... De repente una voz habla y dice

"Siempre te ha gustado brindar tus cosas a los humanos... Nunca creí que te afectaría tanto una copa"

Él se voltea a lo que ve y es nada más y menos que su hermano Zeo, el Primordial de la Luz y la Justicia. Este pone la copa en su mesa mientras dice

"¿Qué quieres? Deberías estar preparando tu ejército no deambular en los lados de tus enemigos"

Zeo de manera seria le dice hacia Omega, algo desconcentrado

"Nosotros somos del mismo plano existencial... Celestiales dispuestos a hacer el bien ¿Por qué deberíamos pelear entre nosotros y no aliarnos?"

Sin embargo, Omega responde furioso ante esa propuesta de Zeo

"¡Siempre con tu sentimentalismo! Con tus objetivos de pelear por el débil, luchar por el desamparado... Te encariñaste tanto con los humanos y con la especie que yo creé conocida como metahumanos que ahora piensas como ellos. Somos Dioses, seres que pueden hacer lo que uno desee ¿No es eso lo que te he estado tratando de explicar?"

Zeo torna su rostro algo triste mientras observando el infinito espacio dice

"Cuando juramos proteger todo lo que nuestra raza peleó siempre contra los Siniestros, dijimos que ibamos a prevalecer el orden... Yo me encargué de enseñarle el bien y el mal a las razas que surgieron tras la gran creación mientras tú representaste siempre el respeto que necesitamos. Te alabaron desde la era que los humanos fueron descubriendo cosas, te llamaron Zeus, Júpiter, entre varios nombres... Te sentiste alabado por ellos que creaste esos Dioses para ellos: Griegos, romanos, asgardianos... Impusiste el poder pero mientras los humanos fueron descubriendo su poder conocido como ciencia, te distanciaron... Se olvidaron de ti y por eso te sentiste solo. Aunque los humanos sean mal agradecidos o cometan errores, eso los vuelve interesante porque siguen creyendo en el amor y el perdón... Hermano, no hablamos de una crisis existencial, hablamos de proteger lo que es justo. Aunque la paradoja creo varias realidades, cada pequeña vida simboliza nuestra promesa. Sin embargo tú has escogido a un solo universo con tus características necesarias ¿Es eso lo que en verdad quieres?"

Zeo toma su hombro pero Omega revela un rayo que hace alejarlo mientras el furioso responde.

"¡Vete y no vuelvas más! No mereces llamarte Dios si es eso lo que piensas. Ellos nos idolatran y nos veneran, ellos son la cadena más baja, ellos trabajan para nosotros... No, nosotros para ellos. Si tanto amas a los humanos, veremos si esas cualidades le permitirán sobrevivir en un torneo existencial, veremos si ellos pueden ante ellos"

Desde lejos Zeo observa a Milenium que crea varios átomos en su puño y con ello derriba a una gran montaña, observa a Beyond Star distorsionar la materia mientras la expande explotando entre sí, observa a Eolo crear un tornado con la potencia de un agujero negro que absorbe asteroides, observa a White Light que usa la energía restante de la Llave Neos destuir varios agujeros negros que tragan asteroides, observa a Superior Greenia camuflarse con el ambiente para con sus filosas garras destruir unas paredes de entrenamiento, observa a Butterfly disminuir su tamaño hasta nivelarse al de los átomos para hacer pedazos otras rocas.... Por último observa  Superior Technoo preparar los robots que usarán en la guerra... Zeo retrocede asombrado al ver como los metahumanos tienen la potencia para destruir pero no lo hacen por lo justo, lo hacen porque tienen el poder de hacerlo. Omega dice

"Estos son los verdaderos metahumanos... Un nuevo pateón, un nuevo vencedor... La ley del más fuerte es como ellos lo denominan, así que gane el mejor... Hermano"

Zeo entiende la amenaza de guerra mientras así se retira en sus nubes... Por otro lado Omega sonríe mientras Milenium desde lejos seriamente observa a Zeo a diferencias de sus compañeros cuales aún se sienten culpables sabiendo que condenan a varias realidades si llegan a ganar. En otro lado, Miskatonic se acerca donde encuentra a Morus

"No hay señales de él, mi señora..."

Miskatonic se lamenta mientras silbando con sus dedos, aparece Abrahel, la mano derecha de Praedo por lo que Miskatonic ordena

"Preparen el ejército... Yo mismo iré a buscarlo, es mi hijo y solo yo puedo buscarlo"

Morus y Abrahel acceden mientras así Miskatonic abriendo sus alas vuela en búsqueda de Praedo... Los últimos soles están por caer ¿Cuál será las últimas indicaciones de los bandos antes de iniciar esa terrible guerra?